Preguntas frecuentes sobre la Himenoplastia

La himenoplastia es una intervención quirúrgica que tiene una duración aproximada de una hora. Su finalidad es restaurar el himen, una membrana que se encuentra ubicada en la entrada de la vagina, y se caracteriza por tener una forma de anillo.

Anatómicamente, el himen no tiene mayor funcionalidad. El valor que se le otorga tiene carácter cultural y religioso, debido a que el himen se asocia con la virginidad femenina.

Con el primer encuentro sexual, el himen se desgarra, creando una ruptura en él. Sin embargo, existen casos en los que esta membrana se rompe con la realización de ciertas actividades, como la gimnasia, montar a caballo, entre otras.

El himen debe tener un pequeño orificio que permita la salida del flujo menstrual de las mujeres. No obstante, hay casos donde es necesario recurrir a un procedimiento quirúrgico debido a la falta de este.  

Existen muchas inquietudes al considerar realizarse una himenoplastia, estas son unas de las preguntas más frecuentes:

¿Es una operación peligrosa?

Es considerada una cirugía menor. Esta intervención quirúrgica requiere anestesia local, es un procedimiento rápido, de una duración estimada a una hora. La paciente puede regresar a casa después de ella y al día siguiente es posible que continúe con sus actividades diarias.

Como toda operación, existe una posibilidad de que se presenten algunos inconvenientes. Sin embargo, en la mayoría de los casos estos se manifiestan durante el post operatorio. Ya sea porque la paciente no cumplió con todos los lineamientos establecidos por el especialista o por otras razones.

Los riesgos más comunes de la himenoplastia son: el dolor que se manifiesta después de la operación, inflamación, hematomas que desaparecerán con el paso de los días, hemorragia e infecciones vaginales.

¿Cuánto tiempo tendré que estar sin relaciones sexuales?

Como todo procedimiento quirúrgico, es necesario un reposo relativo y la abstención de ciertas actividades durante un tiempo determinado. Una mujer que se realice una himenoplastia no podrá realizar actos coitales durante un período de cuatro a seis semanas, tampoco podrá introducir ningún objeto en su vagina.

Es importante establecer que cada caso dependerá de la evolución de la cicatrización de la paciente, por lo que el especialista deberá evaluar las condiciones de ella. Si lo considera necesario extenderá el lapso de tiempo de actividades coitales.

Cabe destacar que la finalidad de esta intervención quirúrgica es reconstruir el himen que ya ha sido desgarrado y, en consecuencia, roto. Por lo tanto, durante la primera relación sexual después de la operación, que implique penetración vaginal, se producirá un leve sangrado y se romperá el nuevo himen.

No es posible conocer si una mujer se ha sometido a este procedimiento. Por lo que una mujer con la reconstrucción del himen se presumirá virgen. 

¿Qué función tiene el himen?

función del himen

El himen es una membrana que está ubicada en la entrada de la vagina, en forma de anillo. Está presente en las mujeres desde su nacimiento hasta el momento en que realizan su primer encuentro sexual con acto coital o actividad física que provoca desgarre.

El himen tiene gran importancia en varias culturas. Motivo por el cual muchas se realizan esta intervención quirúrgica.

“¿Qué dirán si me realizo este procedimiento?” o “tengo miedo que se entere mi entorno” son de las preocupaciones más comunes de las pacientes. Este es un procedimiento que no es perceptible al ojo humano, solo la mujer y su médico tendrán información acerca de él.

No se conoce cuál es la funcionalidad anatómica del himen. Sin embargo, su importancia radica en la influencia que tiene en la sociedad, la cultura y la religión.

¿Cómo es el postoperatorio de una himenoplastia?

En el postoperatorio de esta intervención el especialista no recomienda a la paciente realizar ningún tipo de esfuerzo físico tras las primeras semanas. Además, se recetarán medicamentos que ayudarán a disminuir el dolor y la inflamación.

Entre las inquietudes más comunes están:

  • ¿Cuándo podré volver a la vida normal? Una mujer que se haya realizado una himenoplastia podrá realizar sus actividades diarias al día siguiente de la intervención, siempre que cumpla con las indicaciones médicas.
  • ¿Volveré a sangrar? Entre los riesgos más comunes de este procedimiento se encuentra el sangrado, esto podría ser frecuente tras los primeros días de la operación. Por otro lado, la himenoplastia no afecta el flujo menstrual, así que la paciente tendrá una vida como la de antes de la operación.
  • ¿Cuánto tiempo dura la operación? Este procedimiento quirúrgico tiene una duración de 40 a 60 minutos.
  • ¿Es dolorosa la operación? La himenoplastia es una intervención quirúrgica de rápida recuperación. Normalmente la paciente presentará dolor los primeros días tras ella, después solo tendrá que cumplir con el postoperatorio para evitar riesgos futuros, como infecciones o hemorragias.

¿Me quedará cicatriz?

Tras la himenoplastia, es imposible darse cuenta de la operación, por lo que se presume que la mujer era virgen. Esto se debe a que el himen reconstruido tiene un aspecto muy natural, sin importar la técnica utilizada durante la intervención.

Este procedimiento quirúrgico se caracteriza por no dejar cicatriz.

En la mayoría de los casos de las mujeres que se realizaron una himenoplastia, el sangrado durante el primer acto coital después de la operación es común, sin embargo, esto no siempre sucede, todo dependerá de cada paciente.

Lo que si trae como consecuencia esta intervención es que la pareja sienta una leve resistencia o pequeña barrera durante la primera penetración.

Las técnicas de himenoplastia se ejecutan de dos maneras. La primera, es cuando los restos de la membrana son grandes, por lo que el especialista solo tendrá que unirlas.

La segunda técnica se realiza cuando los restos del himen son muy pequeños, por lo que utilizará parte de la mucosa vaginal para reconstruir el himen.

¿Cómo saber si funcionó la cirugía?

Esto solo es posible conocerlo durante las consultas del postoperatorio, que son controles necesarios para que el especialista vea los avances de la cicatrización de la himenoplastia.

Sin embargo, los resultados son notorios inmediatamente después de la intervención quirúrgica.

El último control del postoperatorio es después del primer mes de haberse realizado la himenoplastia. Aquí es cuando la paciente es dada de alta completamente. Luego de ello podrá mantener relaciones sexuales y realizar cualquier tipo de deportes.

Se recomienda realizar la himenoplastia en los días siguientes después de haber concluido el período, esto le permitirá al cuerpo cicatrizar en un momento donde no haya tanta humead por el flujo menstrual.

Disminuyendo así las posibilidades de contraer infecciones si no se tiene una buena higiene debido a que no ha cicatrizado por completo.